0

Dolor de rodillas y piernas

Cargando...

Muchas personas sufren de dolores fuertes en las piernas y pies, este mal es más frecuentes en las personas de edad avanzada. Puede aparecer por diferente causas como: Distensión o desgarro muscular, Tendinitis o inflamación de un tendón, Esguinces, Aterosclerosis, Venas varicosas, Artritis. Todas está son causante de los dolores en las piernas.

En este artículo te mostramos un Vegetal con las propiedades curativas para ayudar con estás dolencias en tu cuerpo.

Se trata del repollo.

El repollo es un remedio para varias dolencias y enfermedades. La creencia en los efectos curativos de repollo sigue viva, sobre todo en la medicina alternativa, la cual recomienda emplear unas cataplasmas hechas de sus hojas para aliviar cualquier tipo de dolor.

Cargando...

El repollo contiene propiedades curativas y antiinflamatorias que ayudan a combatir y a aliviar varios tipos de dolores: estas cualidades milagrosas se atribuyen principalmente a la savia y a las hojas frescas.

Las compresas de repollo fáciles de hacer pueden reducir la inflamación y aliviar el dolor crónico. También se pueden utilizar para tratar los dolores más graves causados por la artritis y las lesiones deportivas. Es una receta fácil: no se requieren habilidades culinarias.

Necesitarás:

• Repollo (preferiblemente col roja)

• Papel de aluminio

• Una tabla para cortar

• Un rodillo (si no lo tienes, una lata o una botella de vino será suficiente)

• Un horno

Instrucciones:

Lava bien el repollo y luego corta el tallo. Coloca una hoja de repollo grande (una por cada compresa) en tu tabla de cortar y “tritúrala” con tu rodillo para extraer los jugos. Envuelve la hoja en papel de aluminio y caliéntala suavemente en el horno a baja temperatura durante 2-3 minutos. Luego, coloca la hoja en el área afectada de la piel y átala con firmeza en su lugar usando una tira de vendaje o gasa.

Mantén la compresa de repollo sobre la piel durante una hora. Si no exhibes ninguna sensibilidad en la piel, la compresa de repollo puede incluso dejarse puesta durante la noche.Repite este proceso varias veces al día, con una nueva hoja de col cada vez.

Las propiedades antiinflamatorias de la col roja aliviarán suavemente el dolor articular. La compresa también se puede utilizar fría: solo hay que refrigerar el repollo en lugar de calentarlo en el horno, y atarlo a la piel de la misma manera.

Please follow and like us:
error

conexiondemujer.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *