2

Hígado graso

El hígado es un órgano esencial para eliminar las toxinas y digerir correctamente los alimentos. Para ello, neutraliza o transforma muchas de las sustancias tóxicas en sustancias inofensivas.

La principal característica es una gran acumulación de grasa en las células hepáticas. Por lo general, este órgano tiene pequeñas cantidades (alrededor del 10% de su peso). Sin embargo, cuando la acumulación es excesiva y supera esta cantidad, encontramos la llamada esteatosis hepática.

Hasta el día de hoy, se desconoce la razón exacta por la cual algunas personas acumulan grasa en el hígado y otras no.

Se sabe que tanto la NAFLD como la esteatosis hepática no alcohólica están relacionadas con varios factores de riesgo.

Según los expertos encargados de estudiar el funcionamiento general del cuerpo humano, el hígado cumple una gran variedad de funciones.

Se dice que este órgano simple cumple aproximadamente 500 funciones importantes en nuestro organismo.

Esto nos da una idea de lo necesario que es que nuestro cuerpo continúe trabajando de la mejor manera posible con el tiempo y logre solo una buena dieta, evite el sobrepeso y deje de lado hábitos como el estilo de vida sedentario.

Esto ayudará al hígado a seguir funcionando correctamente. Ahora, vamos a compartir un video en el que no hay un buen funcionamiento. Si tiene uno de estos síntomas, busque ayuda médica antes.

Todos tenemos una gran importancia, aunque su función es esencial para nuestro cuerpo. Sin embargo, algunos de ellos son más importantes que otros, como el hígado.

Síntomas de hígado enfermo.

Digestiones difíciles
Este síntoma puede manifestarse de diversas maneras. Algunas de las más habituales son: sensación de pesadez y de tener el estómago sucio, gases, digestiones lentas y molestias intestinales.

Estreñimiento
Una de las señales que acompañan a un hígado con problemas es la aparición de irregularidad a la hora de ir al baño. Si ya padeces estreñimiento, puede acentuarse.

Aumento de peso
La acumulación excesiva de toxinas en el hígado interfiere en su capacidad para ayudar a digerir las grasas. Por lo tanto, afecta a los procesos que ayudan a removerlas del organismo.

Reflujo gastroesofágico
El reflujo podría indicar que el hígado está lleno de toxinas. Tras comprometerse las funciones de este órgano, el pH de la sangre se altera y provoca exceso de acidez.

otras señales también puedes ser las siguientes:

  • Herencia familiar de enfermedades hepáticas.
  • Náuseas, sobre todo después del consumo de comidas grasas.
  • Síndrome de colon irritable.
  • Mal aliento o lengua con presencia de manchas blancas.
  • Cambios de humor, depresiones y mala memoria.
  • Tensión alta.
  • Retención de líquidos.
  • Dolores de cabeza.
  • Nivel inestable de azúcar en la sangre.
  • Enfermedades y aparición de cálculos en la vesícula biliar.

En caso de problemas en el hígado es muy importante tratar de mejorar la alimentacion. se recomienda beber por lo menos 1,5 L de agua por día, consumir alimentos de fácil digestión y con poca grasa como por ejemplo: pescados, carnes blancas, frutas, legumbres, frutas, quesos blancos, yogures naturales, leche y sus derivados descremados.

conexiondemujer.com

2 comentarios

  1. Cada consejo me ha venido bien. Pero me es dificil la conexión. Gracias por su ayuda

  2. Hola,buenas tardes, soy asidua lectora de sus recetas,pero a veces no las publican,en este caso ,la receta para el hígado graso.Gracias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *