0

Mala circulación sanguínea.

Pies hinchados, varices, piernas cansadas. Los problemas de circulación son bastante frecuentes entre las mujeres y no es algo que deba tomarse a la ligera, ya que pueden derivar en patologías graves y, por tanto, requieren asesoramiento y atención.

La circulación sanguínea es la encargada de administrar a todo el organismo los nutrientes básicos que el cuerpo requiere para estar en salud.

Son varias las razones por la cual puedes padecer de mala circulación, como por herencia y por llevar una vida sedentaria y prácticamente con una actividad física nula. Siempre podemos mejorar y controlar nuestra circulación sanguínea, pero exige un esfuerzo continuado una vez que el problema se instala en nuestro cuerpo.

Es recomendable que el cuerpo este en movimiento, puede practicar una actividad física, como ejercicios para que las células del cuerpo se activen.

Debemos alejar los malos hábitos como el consumo de tabaco y alcohol. Otra causa de padecer mala circulació es el estrés, este último padecido por millones de personas al rededor del mundo y siendo el culpable de desencadenar graves padecimiento de la salud.

En este artículo te mostramos remedios naturales muy fácil de preparar y una buena opción para aquellas personas que no pueden pagar un tratamiento médico.

Infusión de romero

Se ha encontrado que la planta de romero tiene ciertas propiedades que favorecen la circulación de las extremidades, entre otros aspectos.

Ingredientes:

• 1 cucharada de hojas de romero.

• 1 vaso de agua.

Preparación:

1 cucharada de hojas de romero (10 g).1 vaso de agua (250 ml).PreparaciónAl igual que en los casos anteriores, hierve agua.Añade las hojas de romero y deja reposar el agua durante unos 10-15 minutos aproximadamente. Bebe a diario.

Jugo de naranja con perejil

Ingredientes:

• 3 naranjas.

• 1 mandarina.

• 1 pepino con cáscara.

• 1 cucharada de perejil.

Preparación:

Licuar todos los ingredientes, no se debe colar y lo ideal es que se tome este jugo, como mínimo, 3 veces por semana, para que cumpla el efecto protector deseado.

conexiondemujer.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *