2

Ajo y miel

El ajo es óptimo en su forma cruda ya que el calor descentraliza la alicina, su principal ingrediente activo. Aplastar y moler los dientes, dejar reposar durante quince minutos y agregarlo a su comida

El ajo es un alimento reconocidamente popular en estos tiempos. Si va a la tienda, encontrará una amplia variedad de alimentos con sabor a ajo, ya sean panes, papas fritas, aves, carnes, pretzels o aderezos para ensaladas.

Esta demanda no es un fenómeno nuevo. El ajo ha sido famoso desde la antigüedad. Las civilizaciones remotas, que nunca tuvieron contacto entre sí, entendieron el increíble valor de esta planta.

En el antiguo Egipto se utilizó para aumentar la fuerza y ​​la productividad, los problemas circulatorios y las infecciones por insectos.1 El Talmud, un texto judío del siglo II, prescribía ajo para parásitos y otras enfermedades.

Los soldados de la antigua Grecia comieron ajo para tener más valor y para proteger la piel de los venenos. Los antiguos romanos pensaban que mejoraba el estado cardiovascular, los problemas gastrointestinales y que aliviaba los problemas de las articulaciones.

Japón y China lo usaron para respirar y para la digestión. El patrón continúa a través de la India antigua, el Período Medieval, el Renacimiento y los comienzos de América.

Beneficios científicos del ajo

Hoy en día, la ciencia ha investigado esta modesta planta y descubrió que es una superestrella para la salud y la curación. Tiene las siguientes cualidades:

• Previene la arteriosclerosis
• Ataques al corazón
• Enfermedad coronaria
• Disminuye el colesterol
• Niveles de presión en la sangre
• Alivia las picaduras de insectos4
• Alivia los síntomas de la gripe y la fiebre del heno
• Ayuda al tratamiento de infecciones por hongos
• Diario del viajero
• Elimina las toxinas5
• Fortalece la inmunidad

También puede ser beneficioso para controlar los síntomas de:

• Diabetes
• Próstata agrandada
• Osteoartritis

Si después de leer acerca de estos beneficios desea el ajo, esta es la forma correcta de comerlo para mejorar su salud.

El ajo es óptimo en su forma cruda ya que el calor descentraliza la alicina, su principal ingrediente activo.6 Aplastar y cortar los dientes, dejar reposar durante quince minutos y agregarlo a la comida.

conexiondemujer.com

2 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *